Consejos para acampar embarazada

Una de  las actividades más típicas del verano es acampar al aire libre. Es una experiencia muy desestresante, pero si se está embarazada hay que tener bien en claro algunos detalles de la estadía. Las mujeres embarazadas pueden disfrutar del aire libre tanto como todos los demás si están preparados. Los dos principales obstáculos son encontrar una posición cómoda en la noche y combatir el calor. Pero se  pueden superar ambos problemas con un poco de creatividad.

Dormir en una tienda de campaña no es algo para emocionarse si se considera aparte del hecho de que es diferente y aventurero, si fuera su única opción, o si tiene que hacerlo todas las noches. La razón principal es que no es tan cómodo como un colchón. El terreno es duro y húmedo en la mañana, y si el suelo no está nivelado, puede que se encuentre atrapado en la esquina en la mañana después de deslizarse lentamente durante toda la noche. Puede hacer ciertas cosas para reducir al mínimo las molestias, tenga en cuenta que  son cosas buenas de hacer sin importar si se está embarazada o no.

Al establecer un campamento, busque un lugar que está lleno de hojas caídas y con el suelo blando. Asegúrese de que el terreno esté nivelado. Si es posible, busque más hojas y distribúyalas para que actúen como un cojín. Mueva las hojas de sitio para hacer un buen espacio del tamaño de su tienda. Apoye la lona en la parte superior de su “plataforma” y luego monte su tienda en la parte superior de eso.

Una vez que su tienda de campaña se ha instalado, coloque una manta de lana en la parte superior para absorber la humedad, siempre hay una gran cantidad de rocío en la mañana. Si usted tiene una cama de aire, le aconsejamos la utilice como un cojín debajo de su saco de dormir.

En cuanto al equipaje lo mejor es llevar varios cambios de ropa para los diferentes tipos de clima. Siempre puede cambiar el clima si se está en un momento demasiado cálido o demasiado frío, mientras se está durmiendo en su tienda de campaña y llevarse la sorpresa al salir.

Si se está planeando acampar durante los meses de verano, un paquete de bolsas de hielo  en su enfriador no estarán de más. Puede  sacar uno  y envolverlo con una toalla para colocárselo en la parte posterior de su cuello si se siente demasiado acalorada. También, asegúrese de llevar su traje de baño para que pueda refrescarse en el lago o la piscina, si hay alguno disponible.

Escrito por | 27 de julio de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta