Consejos para dejar los pañales

El momento en el que los niños dejan los pañales marca un hito en su evolución. También en la vida de sus padres, que se muestran ansiosos por este signo de madurez. Lo cierto es que, más allá de las experiencias y los deseos, cada niño dejará sus pañales cuando se sienta preparado para dar este paso.

Por lo general, los niños abandonan los pañales entre los 18 y los 24 meses, una vez que han desarrollado un conjunto de habilidades físicas y cognitivas. De nada sirve acelerar el proceso cuando el niño no está preparado pues el resultado puede ser el opuesto y entonces se retrase este cambio.

El pasaje no siempre se produce en forma repentina y puede demorar hasta tres meses. Hay varias cuestiones a tener en cuenta para que el abandono de los pañales sea exitoso. Se recomienda comenzar el proceso en un momento propicio para el niño, cuando no haya otros grandes cambios en su vida como el nacimiento de un hermano o el comienzo de la guardería. La presión es mala compañera en el proceso, es por eso que si el niño no muestra interés en dejar los pañales habrá que esperar pues de otra forma se pondrá nervioso y puede comenzar a retener sus deposiciones. Tampoco sirve castigar al niño o enojarse pues, una vez más, ser sentirá nervioso e incluso se negará a hacer en el orinal o en el baño.

Por lo general, el proceso requiere gran paciencia y se da en pasos. Los pequeños deben acostumbrarse al cambio y adaptarse a él. Los padres pueden contribuir recordándole el uso del inodoro, felicitándolo y recompensándolo cuando lo use o bien leyéndole cuentos y hablándole cuando esté sentado.

Vía: Babycenter

Escrito por | 27 de junio de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Cuando el niño se niega a ir al baño - Crece Bebe - 19 de julio de 2010 | 8:20

    […] que sus deposiciones le pertenecen y es dueño de retenerlas si se le antoja o esconderlas en el pañal (que lo protege de la rigidez controladora de sus […]

Deja una respuesta