Consejos para educar y disciplinar a nuestros hijos

El cometer errores es parte de ser padres y la disciplina es un área donde constantemente somos puestos a prueba. Es una de nuestras tareas más difíciles, y para hacerlo bien hay que tomar decisiones sensatas, claras y tomando en cuenta todo el contexto y para colmo de males eso hay que hacerlo exactamente en el mismo momento en que estamos realmente cansados, frustrados, enojados o incluso avergonzados por el comportamiento de nuestros retoños. No debes sentirte culpable pues aun las madres más eficientes se equivocan, por eso es bueno tener presentes los errores más comunes en los que solemos caer habitualmente, para tratar de evitarlos.

Las librerías están repletas de manuales, y métodos. A los amigos y a la abuela les encanta dar cátedra sobre lo que funcionó para ellos. Pero la cuestión realmente es que no existe un enfoque único que sea efectivo para todos. Algunos niños tiemblan solamente con que se les hable fuerte mientras que a otos no les afecta en lo más mínimo. Algunos aprenden la primera vez que les dices algo, a otros hay que repetírselo mil veces, hasta la desesperación (tuya por supuesto), unos escuchan de inmediato, otros necesitan tiempo para gritar antes de que tu puedas hacerte oír. Y no es sólo cuestión de temperamento, es la edad y el desarrollo por el que esté pasando cada niño. La principal tarea del pequeño es empujar los límites, hacer las locuras que le han dicho una y otra vez que no se deben hacer, es empezar a afirmar su independencia. Por supuesto que ninguno se quedará escuchando una larga conferencia. Un niño más pequeño necesitará una estrategia de disciplina sencilla, directa y rápida. Uno un poco mayor es probable que responda mejor si el castigo tiene que ver con separarlo de sus compañeros de juego. Lo fundamental es escoger el enfoque adecuado con respecto a la etapa de la vida en que se encuentran.

El castigo debe ser acorde al delito, no a tu nivel de frustración. Esto quiere decir que no impongas un castigo o una reprimenda exagerada o errada solo porque estás cansada y de mal humor. Debes ser muy responsable y coherente con tus decisiones, por ejemplo no los mandes castigados a su habitación toda la tarde y luego te arrepientas, pues te acordaste que tenías que llevarlos contigo a hacer la compra.
Un buen método para utilizar sobre todo en público es decirles con el tono apropiado de voz: firme, pero no gritando y una mirada totalmente seria: “Si continuas así, atente a las consecuencias”. Y si el mal comportamiento infantil no se detiene, debe haber consecuencias, pero esto te ha dado un momento para pensar en ellas. A veces es bueno preguntarle a ellos mismos: “¿Qué crees que debería ser la consecuencia?” Es interesante cómo los niños a menudo llegan a un justo castigo (por ejemplo, pedir disculpas y dejar que al hermano jugar con su juguete favorito por el resto del día).

Mas consejos en: Actividades para compartir en familia, Trastornos del sueño en el niño: pesadillas, Juegos y actividades para compartir en familia

Vía / Parenting

Escrito por | 7 de marzo de 2009 con 4 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre General y Niños y Padres y Primeros años

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Consejos para educar y disciplinar a nuestros hijos II - Crece Bebe - 9 de marzo de 2009 | 2:44

    […] resultado” a la hora de disciplinar a tu pequeño. Ya hemos dado algunos consejos en nuestro post anterior. quizá ya estés probando con alguno de ellos, aquí van algunas sugerencias […]

  2. Hijos únicos | preguntas a formularse antes de encargar un segundo hijo - Crece Bebe - 13 de marzo de 2009 | 6:16

    […] temas que pueden interesarte: Consejos para educar y desciplinar a nuestros hijos, Trastornos del sueño en el niño:pesadillas, Juegos y actividades para compartir en […]

  3. El sueño y el comportamiento de los niños III - Crece Bebe - 8 de mayo de 2009 | 20:05

    […] Consejos para educar y disciplinar a nuestros hijos […]

  4. nati - 13 de mayo de 2009 | 20:31

    hola, tengo 2 bebes, Bauti que tiene 1 año y 5 meses y Josefina, que tine casi 3 meses de vida…
    a bauti lo dormia yo, no queria con otra persona que ni siquiera su papa… pero al nacer josefina, tuve que implementar otra forma de que se duerma, porque cuando el se queria o tenia que ir a dormir josefina siempre estaba despierta y con ganas de comer… todo un problema…asi que durante una semana escuche los gritos y llantos de mi bebe, para que el aprendiera a dormirse solito, sin la ayuda de su mamá… solo lo llevaba a su cuna, con una mamadera y su osito que lo cuidaria en vez de su mama. Quiero aclarar que le entrecerraba la pierta pero cada 5 mtos me acercaba para decirle que yo estaba ahi que no tuviera miedo, que lo queria mucho… asi le espaciaba mas los tiempos, hasta llegar a que no llore mas y entendio que tenia que dormir en su cuna solito. Fue dificil no correr a abrazarlo y que deje de llorar, pero una no se puede dividir en dos cuando tenes dos bebes tan seguidos y tan chiquitos.

Deja una respuesta