Cuándo comenzar a usar la pelela

¿Cuál es el momento idóneo para empezar?

Lo más recomendable es entre el segundo y tercer cumpleaños, pero hay que tener en cuenta que, primero, el pequeño controlará el esfínter anal (dejará de hacerse caca) y luego el vesical (dejará de hacerse pis).

Hay padres que se embarcan en este entrenamiento antes de los dos años, algo que jamás debería hacerse. Por desgracia, en la cultura occidental los padres se apresuran mucho con el control de esfínteres; no dan tregua a sus hijos. No obstante, tiene que haber previamente una preparación biológica junto con una maduración neuromuscular y psicológica para que todo llegue a buen término.

Por ejemplo, hay muchos niños que se asustan si ven que su materia fecal se va por el inodoro, porque todavía no se encuentran preparados para comprender que no están perdiendo una parte de su cuerpo, sino tan sólo un desecho. Nuestra sociedad, con su preocupación por la higiene y la limpieza, acelera el proceso. No hay que empezar antes de tiempo, pero tampoco relegar el momento de comenzar más allá de los tres años.

¿Lo deciden los padres o lo decide el niño?

De alguna manera es una decisión conjunta. Lo habitual es que los padres vayan introduciendo las normas desde afuera y den al pequeño las primeras pautas de control: traer al hogar una pelela y proponer al pequeño que la utilice para hacer allí sus necesidades. Aunque será el niño el que decida cuándo va a retener o expulsar sus excrementos en ese nuevo lugar, poco a poco, se llegará  a un acuerdo.

Escrito por | 31 de julio de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta