Cuando el bebé comienza a comer carne

En un comienzo, las comidas sólidas funcionan a modo de aprendizaje en el bebé. Las primeras papillas son una suerte de entrenamiento en el proceso de alimentación y es por eso que se recomienda comenzar con algunos productos en forma exclusiva, sin mezclarlos para que los bebés comiencen a distinguir sabores.

Algunos vegetales, un poco de aceite o manteca, cereales y frutas serán los primeros alimentos sólidos que probará, ampliando luego la dieta poco a poco. Una vez que se ha acostumbrado a ellos, es probable que se inicie la segunda fase del proceso, con la introducción de las carnes.

Esto sucede entre los 7 y los 10 meses de edad y es importante moler el producto para que pueda comerlo por facilidad pues en esta etapa los bebés aún no tienen muelas para masticar. Podéis hacer una papilla con la consistencia de un puré para que coma carme y luego, a medida que corra el tiempo, también se puede cortar la carne en trozos muy pequeños para que la tome con sus manos, en especial cuando ya tiene varios dientes.

Al igual que sucedió con los primeros alimentos sólidos, algunos bebés rechazan la carne en un principio, en parte por la nueva textura. No hay porque preocuparse, sólo se trata de “dejarlo descansar” algunos días para luego volver a la carga. Llegará un momento en el que se acostumbre al nuevo sabor e incluso se sienta complacido al saborearla. Recuerda que la carne es más densa y es por eso que quizá tu bebé coma menos que de costumbre pues con ella se sentirá más saciado.

Escrito por | 13 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros meses

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Robot de cocina de Philips Avent: comida nutritiva para el bebé - Crece Bebe - 30 de septiembre de 2010 | 20:37

    […] cocina ocupa un lugar primordial, en especial si se trata de preparar la comida del bebé, pues en ella volcamos todo nuestro amor y cuidado, con alimentos elabroados en forma sana y […]

Deja una respuesta