Cuando el bebé llega a casa

En las revistas y los libros todo parece maravilloso. Se ven esas imágenes tan tiernas y, entonces, una se imagina que la maternidad es el paraíso. Pero los bebés de las fotografías no lloran con la tenacidad de los de verdad. Y el trabajo de consolarlos es minúsculo comparado con el apartado de inquietudes de padres inexpertos: “¿Y esas manchas rojizas?”… “¿No respira muy acelerado?”… “¿Esta caquita no es demasiado verde?”… “¡Parece que bizquea!…

La práctica no tiene nada que ver con la teoría. Sin duda, no hay padres primerizos que se salven del desconcierto inicial. Este pequeño manual puede ayudar a que las dudas se despejen y empecemos a disfrutar cuanto antes de una etapa que pasa veloz.

Piel. Algunos bebés, generalmente los prematuros, nacen con la pelusita que los recubría durante su vida intrauterina; no nos alarmemos: al cabo de unas semanas, se caerá. También son temporales las arrugas (han estado nueve meses flotando en líquido amniótico) y los enrojecimientos.

Cabello. Pueden nacer tanto sin ningún pelo en la cabeza como con una mata abundante. A veces se cae y el nuevo que vuelve a salir puede ser diferente por completo.

Mamas. Curiosamente, pueden presentar aspecto hinchado y hasta contener leche en recién nacidos de ambos sexos. No conviene intervenir, ya que en cuanto pasen unos días, la normalidad volverá a restablecerse. Se trata de los efectos (sin consecuencias) de las hormonas maternas.

Cordón umbilical. Se caerá en unos 15 días. Es aconsejable limpiarlo con un antiséptico (alcohol rebajado al 70 por ciento) y dejarlo sin cubrir (el pañal no debe taparlo). En caso de enrojecimiento o secreción, debemos decírselo al médico.

Genitales. Suelen aparecer hinchados y enrojecidos. No hay que alarmarse si las nenas, durante la primera semana de vida, expulsan sangre por la vagina; esta pequeña hemorragia está causada por los estrógenos que la mamá le ha transmitido antes del parto. También puede tratarse de un flujoblanquecino o amarillento.

Escrito por | 3 de agosto de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días

Artículos relacionados

  • ¿Cuándo llora el bebé?

    Los estudios demuestran que los bebés lloran un total de una hora y 45 minutos cuando tienen dos semanas; tres horas diarias cuando tienen...

  • Darle amor al recién nacido

    Una situación frecuente es cuando los padres se desesperan porque el niño ha comido bien, ha dormido mucho, su colita está seca... y no deja...

  • El recién nacido y su padre

    Hay padres que no pueden estar mucho tiempo con el bebé por motivos laborales. Eso debilita los lazos afectivos y puede impedir que haya...

  • La succión en el bebé

    En la vida cotidiana, observando a bebés y niños en esta corta edad, vemos que cualquier objeto que atraiga su atención "va a parar a la...

  • Características del bebé recién nacido

    Pies. Tienden a orientarlos hacia adentro y están muy arrugados (como el resto de su piel). Poco a poco, sus músculos se prepararán para que,...

Comentarios

  1. La llegada de un primer hijo - Crece Bebe - 6 de septiembre de 2010 | 23:38

    […] la euforia, se combinan y conviven con cierto miedo a lo desconocido. Es que la proximidad de la llegada de un hijo y sobre todo cuando es el primero, invita a festejar pero también exige prepararse para el desafío […]

Deja una respuesta