Cuando el bebé se despierta de noche

Con algo de paciencia y ternura, es posible lograr que las noches no sean una pesadilla. Ni para él ni para sus padres. Casi todos los bebés recién nacidos se despiertan tres o cuatro veces durante la noche. Si los padres pueden alternarse para atender a su hijo, podrán superar estos primeros meses de intranquilidad sin demasiada dificultad.

Pero, como en todo, existen excepciones: algunos bebés se despiertan tantas veces que sus padres terminan cansados y malhumorados por las constantes interrupciones de su sueño. En estos casos, lo primero que hay que tener en cuenta es que el bebé no actúa así para enojar y fastidiar a sus padres. Un niño se despierta en mitad de la noche y se pone a llorar desconsoladamente porque se siente solo, tiene miedo, está enfermo o no se puede dormir.

Lo más acertado es ir a consolarlo de inmediato ante el primer aviso, en lugar de esperar a que el bebé, de tanto llorar, se haya despabilado por completo. Consolar a un niño es proporcionarle paz y tranquilidad, sin mostrar enojo o impaciencia. De noche, los pequeños son más sensibles a los estados de ánimo, y nuestra irritación sólo puede empeorar las cosas.

Conviene comprobar si tiene frío o calor, o si tiene el pañal mojado. Si es así, habrá que limpiarlo y cambiarlo, aprovechando ese momento para tomarlo en brazos y dedicarle unas palabras de amor, o hacerle algunos mimos suaves.

Escrito por | 12 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta