Cuando los niños no quieren dormir la siesta

Las siestas de los niños pequeños son un paréntesis que regula la actividad corporal del niño y permite a la madre disponer de un momento libre para realizar distintas actividades. El gran problema surge cuando, cerca del año, los niños deciden dejar de dormir siesta.

¿Cómo recuperar este espacio perdido? La resistencia a la siesta es algo muy común a esa edad pues durante esa etapa los niños se sumergen en un acelerado proceso de aprendizaje cognitivo y físico del que no quieren salir. A pesar de ello, lo cierto es que los niños pequeños necesitan de la siesta para recuperar energías.

Para reestablecer el hábito se pueden seguir varios consejos. Se recomienda crear un entorno tranquilo y oscuro para luego incorporar una serie de hábitos que lo tranquilicen. Por supuesto, hay que estar atentos a la naturaleza de sueño de cada niño pues es probable que aquéllos niños que duermen entre 13 y 14 horas por la noche no necesiten de la siesta a partir de cierta edad.

Escrito por | 11 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

  • Porque se chupan el dedo los niños

    Chuparse el dedo es un hábito muy común en la infancia, se cree que ocurre en alrededor del 80 por ciento de los bebés y niños pequeños....

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta