Cuando un niño ve demasiada televisión

Cada vez son más, y más pequeños, los niños que parecería no se pueden desprender de la pantalla para realizar otras actividades, todo les gusta de la pantalla y no se siente antraídos por otras actividades. Incluso llegan a hacer rabietas importantes cuando se les quita de enfrente del televisor o se decide apagarlo.

Para conseguir desenganchar a un teleadicto, hay que  ofrecerle alternativas divertidas e interesantes: leerle cuentos, pasear, ir al cine, jugar con él… También se puede proponerle que te ayude mientras haces alguna tarea doméstica, y procurar que se relacione con niños de su edad.  En lugar de prohibirle tajantemente que vea la televisión, eso lo haría sentirse diferente al resto de los niños y aumentaría su deseo, establecer un tiempo prudencial de visión y elegir juntos los programas.

Puedes sentarte junto a él a ver la televisión un rato y luego apagar el aparato para dedicarte a hacer una cosa con él. Eso sí, trata de no ceder a sus caprichos y actúa con la firmeza necesaria.

Escrito por | 19 de noviembre de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Niños con miopía - Crece Bebe - 8 de enero de 2011 | 20:47

    […] La televisión ha desempeñado un gran papel en la detección de muchas miopías. Los niños con miopía se acercan demasiado a la pantalla, y eso es un síntoma. Otro, del que sólo se quejarán los más grandecitos, son los dolores de cabeza demasiado frecuentes. […]

Deja una respuesta