Cuánto abrigar al bebé para dormir

Cuando el bebé está dormido (especialmente, si lo hace durante el día), tampoco es necesario ponerle demasiada ropa. En general, los bebés, hasta los 6 meses, no suelen desarroparse solos porque son muy pequeños todavía. Así que, si tienen calor, no serán capaces de quitarse por sí mismos lo que les sobra.

Sin embargo, la temperatura corporal disminuye un poco durante el sueño y conviene que estemos algo pendientes de ellos mientras están descansando en su cuna. Como a medida que van creciendo aprenden a destaparse, debemos tomar medidas para evitar que pasen frío.

Quizá lo mejor es comprobar que el pijama es lo bastante calentito por sí mismo y, en contrapartida, ponerle una ropa de cama más liviana.

A primera hora de la mañana se suele notar la bajada de temperaturas del exterior. En ese momento sí puede ser necesario agregar una mantita o taparlo mejor con un acolchado. En las horas que permanezca despierto, aunque pasará mucho tiempo acostado, no dejará de moverse.

Su actividad no será muy intensa, pero comerá, jugará, llorará y gastará más energía que durmiendo. Algunos niños se entretienen levantando las piernas y dejándolas caer de golpe sobre el colchón de la cuna. En realidad, éste es un juego algo agitado y, como es de imaginar, genera bastante calor corporal. Como el movimiento contribuye al aumento de temperatura, cuanto más activo esté, está claro que necesitará menor cantidad de ropa.

Escrito por | 17 de julio de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros meses y Ropa y accesorios

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta