Cuánto duerme el recién nacido

Dormir es una de las aficiones favoritas  de los bebés durante los primeros meses de vida. Y, en general, a ella dedican entre dieciséis y veinte horas diarias o, lo que es lo mismo, más de dos tercios de la jornada.

Para los niños, al igual que para los adultos, dormir es tan importante como alimentarse. Y, aunque las necesidades de sueño de los recién nacidos se van reduciendo con la edad, al llegar a la vejez habrán pasado al menos una tercera parte de su vida durmiendo. Pero, ¿en qué consiste ese extraño estado de letargo sin el cual no podríamos vivir?

En primer lugar, el sueño exige la interrupción de las actividades, lo que garantiza el descanso. Este período de inactividad se carateriza por una reducción en los procesos metabólicos del cuerpo humano. Mientras dormimos, el ritmo cardíaco disminuye, la presión sanguínea y la tensión muscular se reducen, la respiración se hace más lenta y se aprecia un descenso de la temperatura corporal. Como consecuencia de todo esto, el gasto de energía llega a niveles mínimos.

Aunque se considera al sueño como un período de inactividad, en realidad esta definición no es del todo cierta pues el ejercicio de las facultades mentales no queda totalmente abolido, ni el de los órganos vitales, que siguen trabajando pero a un ritmo menor. De lo contrario, no soñaríamos ni nos volveríamos a despertar por la mañana.

Escrito por | 2 de marzo de 2010 con 3 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Horas de sueño - Crece Bebe - 8 de marzo de 2010 | 8:02

    […] las primeras semanas: La inestabilidad caracteriza el sueño de los recién nacidos, incapaces de dormir durante un período de tiempo prolongado: cada 50 minutos cambian de una fase […]

  2. Para que el bebé duerma - Crece Bebe - 14 de marzo de 2010 | 9:02

    […] es fácil conseguir que un bebé duerma toda la noche sin despertarse. Habrá que enseñarle poco a poco, empezando por evitar todo lo que pueda […]

  3. Cómo evitar que el bebé se despierte - Crece Bebe - 15 de marzo de 2010 | 8:01

    […] es necesario preceder la hora de acostarse con un rato de reposo y calma. Si está jugando, no querrá dormir o, incluso, se pondrá nervioso […]

Deja una respuesta