Cuidados con las vacunas

Aunque la época ideal para la vacuna triple vírica (sarampión, rubéola y paperas), es a los 15 meses, se puede aplicar a cualquier edad. La vacuna del sarampión sola, puede aplicarse a partir de los doce meses.

La vacuna de la rubéola sola se suele aplicar a las nenas de 11 años, pero cualquier mujer puede vacunarse con ella en cualquier momento, siempre que no esté embarazada.

La triple vírica, una vacuna relativamente nueva, se puede aplicar aunque el niño ya haya padecido el sarampión, la rubéola o las paperas. No se puede aplicar a los niños alérgicos al huevo o a los antibióticos (neomicina, polimixina o kanamicina). No se preocupe si a los cinco o siete días, después de administrada, se produce un ligero cuadro catarral. En dos días, sin tratamiento, desaparecerá. Eso sí, recuerde que no se puede poner gammaglobulina 12 semanas antes ni dos meses después.

Si está embarazada puede vacunar a otros hijos porque la reacción de los niños vacunados no es contagiosa. Conviene que todos los niños tengan su cartilla de vacunación puesta al día y que el pediatra anote en su historia clínica las fechas de vacunación.

Escrito por | 15 de enero de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. La rubéola y el embarazo - Crece Bebe - 16 de febrero de 2010 | 8:31

    […] se ha hablado de la rubéola y su vacuna. Esta enfermedad infecciosa, común en la infancia, es poco frecuente en el adulto. No obstante, si […]

  2. Causas de las laringitis - Crece Bebe - 3 de mayo de 2010 | 22:43

    […] los estafilococos y la difteria, en la actualidad felizmente muy rara en muchos países, merced a la vacunación. En otra época, esta enfermedad causaba alteraciones muy serias a nivel de las vías […]

Deja una respuesta