Cuidados de los ojos del bebé

Los ojos del bebé son muy delicados y es por eso que hay que prestar mucha atención al momento de cuidarlos. Una adecuada higiene evita problemas como la conjuntivitis y otros trastornos.

Es común que durante el primer año los ojos del bebé presenten mucha mucosidad debido al llanto frecuente, que provoca una mayor producción mucosa en el sistema respiratorio y en los ojos. Por eso es muy común que se despierten y tengan legañas. Lo mejor para limpiar los ojitos es hacerlo con toallitas estériles para bebés, evitando aquéllas que contengan alcohol y pasándolas siempre por la zona de los párpados.

El lagrimal obstruido es otro trastorno frecuente de los bebés. Puedes advertirlo porque los ojos lucen irritadas y presentan muchas legañas debido a que los lagrimales no permiten que drenen bien las lágrimas. Además, puedes notar enrojecimiento e hinchazón en la zona. No hay porque preocuparse pues en la mayor parte de los casos el lagrimal se abre solo y sino es necesario recurrir a una sencilla intervención.

Al momento de limpiarle los ojos, hay que hacerlo con una gasa con suero fisiológico para así retirar las legañas. También se recomienda realizarle masajes con los dedos para abrir el lagrimal y desinflamar la zona.

Escrito por | 30 de abril de 2014 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros meses

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta