Curar a la madre sin dañar al bebé

La terapia que siga la gestante debe ser, en lo posible inocua para el pequeños. Apenas se entera de que espera un bebé, la gran mayoría de las mujeres sabe que es bueno adoptar hábitos de vida más saludables y evitar todo aquello que puede repercutir negativamente en la criatura. No obstante, a pesar de las prevenciones, hay veces en las que la gestante se ve inesperadamente afectada por una dolencia.

En estos casos, el primer paso es acudir al médico sin demora, es recomendable hacerlo al menor síntoma de desarreglo. El facultativo realizará el diagnóstico y aconsejará las medidas oportunas.

Afortunadamente, la mayor parte de las indisposiciones leves que padece la embarazada, por molestas que puedan resultar, no suelen afectar al bebé y es posible aliviarlas o curarlas sin tener que recurrir a medicación.

En las situaciones en que no se pueda prescindir de fármacos, no hay que preocuparse. El especialista indicará el tratamiento más adecuado al estado de la paciente, tratamiento que debe tener en cuenta las necesidades, tanto de la enferma como de su hijo. La cuestión es cómo tratar a aquélla sin perjudicar a éste.

Escrito por | 4 de julio de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Apendicitis en el embarazo - Crece Bebe - 5 de julio de 2010 | 22:16

    […] pueda parecer este trastorno en un primer momento, con un diagnóstico a tiempo no tiene por qué afectar al curso del embarazo. Por el contrario, si el problema tarda en detectarse, pueden producirse gravísimas complicaciones […]

  2. Resfríos durante el embarazo - Crece Bebe - 15 de julio de 2010 | 8:01

    […] la mujer espera un bebé, lo mejor es recurrir a remedios “caseros”, sin contraindicaciones. Por ejemplo, para deshacer las mucosidades y combatir la congestión, es […]

Deja una respuesta