Decorar la mesa en una fiesta infantil

Cuando más se acerque la decoración al gusto de los niños, más felices se sentirán. Merece la pena comenzar a preparar la fiesta con suficiente anticipación, y confeccionar unos mantelitos individuales. Por ejemplo, en forma de simpático payaso o de osito. Se pueden construir con cartulinas de colores. Primero se dibuja y se recorta la silueta de la cabeza y después se pegan la nariz, la boca, los ojos y el pelo. Para que resulten más resistentes pueden plasticarse con una lámina transparente.

Si el niño es ya mayorcito, es mejor que pinte en cada tarjetita un retrato de cada comensal para colocarlas junto a los cubiertos. ¡Menuda sorpresa cuando se reconozcan! Otros adornos: Entre los favoritos de los pequeños también están las serpentinas. Si la fiesta se celebra al aire libre, quedarán preciosos unos pequeños molinitos de viento en los vasos o prendidos a los respaldos de las sillas.

Teniendo niños y muchos cumpleaños y fiestas por delante, puede resultar una buena inversión comprar una sencilla vajilla de plástico. Es alegre, resistente y sirve para otras ocasiones (picnics, asados y meriendas al aire libre). 0 también optar por los platos y vasos de papel que, en estas ocasiones, ahorran mucho trabajo.

Escrito por | 16 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta