Desafíos para los niños de dos años

Este será un momento de grandes cambios para nuestro pequeño. Una etapa de empresas difíciles que tendrá que superar con éxito, y para la cual va a necesitar mucha ayuda. Controlar esfínteres, aceptar los límites y las frustaciones, dormir sin mamá y papá, relacionarse con otros niños… Hacerse mayor es una tarea que se las trae.

Fuera pañales

A esta edad deberá adquirir el control diurno de sus esfínteres. Algunos (sobre todo las niñas) lograrán también el control nocturno, pero la mayoría tendrá que esperar hasta los dos años y medio, los tres y, a veces, hasta un poco más para no mojar la cama.

Esta conquista aún es frágil, y bastará cualquier cambio (vacaciones, nacimiento de un hermano) para que nuestro hijo retroceda en sus logros. Debemos ser flexibles y no alarmarnos ni recriminarle. Más bien hay que mostrarse cariñosa, quitar importancia al asunto y dar tiempo al tiempo.

La hora de dormirse

El momento de irse a la cama es ahora muy especial. Nuestro hijo se hace el remolón y procura retrasar todo lo que puede el encontrarse solo en su cuarto. A veces, necesita todo un ritual para caer en brazos del sueño. Por supuesto que somos nosotros quienes debemos oficiar la ceremonia: ponerle el pijama amorosamente y sin apuro, colocar los juguetes para que “todo esté en orden”, cantarle una canción leerle un cuento, darle su osito o almohada favorita, traerle su vaso de agua… La sensación de orden y repetición lo tranquiliza y le da seguridad.

Normalmente, a los tres años los rituales irán desapareciendo. Eso siempre que no hayamos cometido el error de hablarle del cuco, la bruja o similares, porque se tomará el asunto al pie de la letra y luego ya no habrá modo de convencerlo de que era una broma.

Escrito por | 30 de agosto de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

  • La curiosidad del niño de dos años

    El niño de dos años es un aventurero. Hace un año no daba un paso sin mamá, pero ahora ya es "grande" y quiere descubrir el mundo él...

  • Prohibiciones necesarias a los dos años

    Por su propia conveniencia y seguridad seremos nosotros los que, a veces, debamos pronunciar un "no" tranquilo e inapelable. Si, en términos...

  • El niño de 1 año

    Ya no es el bebé que se quedaba quietito allí donde lo dejábamos. Tras el primer cumpleaños viene su independencia y, con ella, la etapa...

  • La ropa en los primeros años

    El placer de vestirse él solo. Si en los dos primeros años de vida el niño aprendió el arte del movimiento y la capacidad de comer solo, en...

  • El carácter de los niños de dos años

    Para saber cómo tratar a un niño de dos años de edad, primero hay que comprender qué hay detrás de su terquedad y mal genio, signos...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta