Desigualdad laboral de los padres

Mientras que el sueldo de la madre siga siendo menor que el de su pareja, la situación será de franca desventaja para ella, y a la hora de repartir las engorrosas tareas domésicas, él siempre llevará las de ganar.

El quid de la desigualdad en el reparto de las labores que se hacen en beneficio de la familia está en que la mujer todavía no goza de una situación de igualdad laboral respecto del hombre. En determinados rubros algunas de ellas cobran menos que sus compañeros por realizar el mismo trabajo. Sin embargo, el “largo camino” recorrido por ellas posibilita que poco a poco en los últimos años esta situación vaya cambiando.

En cuanto al reparto de tareas en casa, la cuestión tiene que ver con la forma en que está estructurada la pareja, con el diálogo que exista entre ellos, con el espacio que ocupa cada uno y, sobre todo, con la autonomía que él y ella han logrado con respecto al otro.

Escrito por | 22 de febrero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta