Detectar alteraciones cromosómicas

El riesgo de que el embrión sufra de Síndrome de Down aumenta considerablemente cuando la mamá tiene más de 35 años o el papá más de 53 años, aun cuando no hay antecedentes, ya que el 95 por ciento de los niños con Síndrome de Down no es hereditario.

Asimismo, existen otras muchas enfermedades que surgen de las alteraciones cromosómicas del bebé, que no son tan conocidas por la mayoría de la gente, aunque se presentan con cierta asiduidad.

Es importante tener en cuenta que todos estos estudios sólo cumplen una función informativa. Ninguna enfermedad que se detecte a nivel cromosómico es tratable. Sin embargo, conocer este diagnóstico para muchas parejas significa poder recibir mejor a su hijo, porque de este modo ya tiene una identidad, ya saben cómo va a ser.

Aunque no es fácil recibir la noticia en el embarazo, esto ayuda a que toda la familia pueda tomar más fuerza para recibir al nuevo bebé. En casos más graves en los que el embarazo no puede llegar a término, los diagnósticos de certeza pueden ayudar a conocer la causa de la pérdida y se puede hacer una proyección de qué probabilidades tiene la pareja de tener otro embarazo con o sin estas características.

Escrito por | 4 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta