Días mágicos para los niños

Todo el mundo va alguna vez al circo o hace una excursión un poco más larga. Pero salir a primera hora del domingo al parque para recoger un montón de frutos secos recién caídos y fabricar luego con ellos grandes collares… esto es algo que da al niño la impresión de que “sólo mis papas, y nadie más, son capaces de hacer estas cosas conmigo”.

De la fantasía de los padres dependerán las buenas ideas para organizar días inolvidables en la vida de sus hijos.

¿Por qué no planear, por ejemplo, un paseo nocturno para observar el cielo estrellado? (Mejor aún si todos se preparan previamente para poder reconocer las principales constelaciones). Otra idea sería emprender un “viaje sin meta”, una excursión al azar, sin saber previamente a donde se va. (El más pequeño de la familia podría indicar “izquierda-derecha”, hasta llegar a algún lugar).

Todas estas actividades fuera de lo común  se convertirán en la memoria de nuestros hijos en momentos mágicos, hitos en el inquieto caminar de su infancia.

Escrito por | 10 de febrero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta