Dieta de la embarazada diabética

Diabetes estacional

Es una situación especial la que se descubre la diabetes por primera vez durante un embarazo (que puede ser el primero o uno posterior). Hay distintos grados de gravedad para esta enfermedad que van desde pequeños desarreglos que pueden controlarse fácilmente mediante una dieta, hasta casos más graves que requieren un tratamiento similar a la de la diabética previa.

Algunos autores proponen la realización sistemática a todas las embarazadas, alrededor de la semana 30°, de un estudio especial de laboratorio: el dosaje de glucemia post-prandial luego de una ingesta dulce. El objetivo es diagnosticar tempranamente todos los casos de diabetes gestacional.

La dieta: tratamiento básico

La dieta de la embarazada diabética debe tener un valor calórico inferior a las 2000 calorías diarias (la dosis exacta debe calcularse en base al peso de la embarazada en cada momento del embarazo), con no más de un 50/60 por ciento de hidratos de carbono, repartidas en cuatro ingestas diarias.

Cuando sea necesario, se deberá administrar insulina. Los antidiabéticos orales no tienen lugar en el embarazo. Por lo general, se opta por inducir el parto a las 38 semanas del embarazo, excepto en aquellas diabéticas gestacionales que están bien controladas, sin exceso de peso y con un bebé que crece armónicamente y en salud.

El tema es para ocuparse, no para preocuparse. Controles mediante, hoy no debería haber ningún inconveniente para que una diabética pueda ser mamá.

Escrito por | 21 de mayo de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta