Ejercidos para corregir la rotación del pie del bebé

Cuando los bebés nacen con el pie torcido, las madres pueden ayudar a enderezarlos. Para eso, basta con hacer algunos ejercicios para que el pie se mantenga flexible y con tendencia a corregirse.

Después del baño o en el momento en que haya que cambiarle los pañales (no todas las veces, basta con dos o tres al día), se pueden hace masajes en los pies y en los tobillos llevando suavemente el pie hacia la línea media. También se los puede estimular pasándoles un cepillo de dientes por la parte externa del pie hacia el tobillo; el pie responde a la cosquilla con un reflejo que lo lleva hacia afuera.

De todos modos, cuando el pediatra lo crea necesario, consultará con el traumatólogo, el que, según nos cuentas en tu carta, si no encuentra nada raro propondrá esperar hasta después de un año desde que se inicia la marcha sin sostén, para valorar si hay o no algún vicio de posición que deba corregirse.

Escrito por | 11 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta