El amor y las caricias ayudan a crecer

Los niños en general son mimosos si se los acostumbra desde pequeños a recibir cariño, algunos lo buscan más que otros, pidiendo que los levanten que los acaricien y todo tipo de mimos. EStán esperando con ansias que se juegue con ellos y se les preste atención y esto puede traer opiniones encontradas, por ejemplo, entre el padre y la madre ya que uno puede pensar que se lo malcría, o entre abuelos y padres ya que en otros tiempos no se era tan demostrativo de afecto como se lo es ahora.

Las muestras de afecto no son malas. Al contrario: se sabe que el cariño, y sobre todo el contacto corporal, beneficia a los niños, tanto a nivel psíquico como físico. La psicología pone de manifiesto cómo inciden las carencias emocionales en el crecimiento infantil: los niños que proceden de hogares con serios problemas, a los que no se les habla ni se les demuestra amor, pueden presentar, más temprano o más tarde, síntomas de trastornos psíquicos.

Según algunas investigaciones, sentirse queridos hace que los niños desarrollen una mejor defensa frente a las enfermedades. Esto indicaría que si eres cariñosa con tu bebé sigue siéndolo y si el padre, por ejemplo, no lo es, incentiva a que lo sea.

Escrito por | 25 de junio de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta