El bebé come solo

A los ocho meses es quizá la etapa más divertida del bebé. Porque grita para llamar la atención, comienza a manifestar su alegría o su dolor si la mamá llega o se aleja. También porque prefiere estar acompañado, le encanta que le canten y para ello ya se puede sentar y mantenerse sin apoyo. Además comienza la etapa del gateo hacia delante y hacia atrás, para diversión de todos. Y se convierte en un ser irresistible porque saluda y comienza a hacer palmaditas mientras la mamá le canta.

Asimismo es la etapa de la primera independencia: a la hora de la comida prefiere “enchastrarse” con el puré que llevará a su boca y vecindades con su propia mano. Si el bebé quiere comer solo sírvale pocos trozos en un plato de plástico y reponga el alimento a medida que lo vaya comiendo.

Si el niño ve abundancia de comida reacciona tratando de comerla toda a la vez o tirándola lejos. Recuerde que debe evitar alimentos duros o que no se disuelvan fácilmente como las nueces, las arvejas enteras, los trozos de manzana o de zanahoria cruda.

Escrito por | 28 de septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta