El bebé marca los horarios

En el primer puesto de necesidades del bebé está el máximo cariño de sus padres y la atención constante.  No es un capricho del rey de la casa, lo necesita para crecer saludablemente.  Precisa también que se respeten sus rutinas diarias.  Los horarios de comidas, sueño y cuidados higiénicos deben seguirse a rajatable para que su vida sea placentera.  Sin duda nos exige que nos adaptemos a él, aunque al principio pueda costarnos.

Hay que darse un tiempo; como en cualquier circunstancia nueva, la adaptación no puede ser instantánea, de la noche a la mañana. Al principio nos parecerá más complicado, pero, poco a poco, nos sentiremos a gusto.

Evaluemos lo más importante: sin duda, es el pequeño, y restemos importancia a los otros aspectos, como, por ejemplo, tener impecable la casa.

La etapa difícil dura poco tiempo. Afortunadamente, las exigencias del recién nacido y nuestras inseguridades disminuyen a los pocos meses. Enseguida se olvidarán las dificultades de las primeras semanas.

La colaboración del papá es indispensable. Hacer turnos para atender al bebé por la noche y en los cuidados diarios facilita la adaptación familiar.

Escrito por | 5 de julio de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. ¿Chupete o dedo? - Crece Bebe - 6 de julio de 2010 | 15:56

    […] que se asoma en el horizonte de muchos padres: ¿Qué es mejor? ¿El chupete o el dedo? Hay bebés que no encuentran placer en estos consuelos pero muchos niños necesitan succionar para […]

  2. Trabajar en casa con un bebé - Crece Bebe - 6 de julio de 2010 | 15:56

    […] Para comenzar, la modalidad de trabajo. Hay madres que prefieren tener un horario rígido y cumplirlo cada día pues entonces no sufrirán interrupciones de los niños. Quizá cuando el bebé duerme la siesta o muy temprano en la mañana si aún no se ha levantado. Otras en cambio, eligen la flexibilidad horaria y distribuyen el trabajo a lo largo del día. Habrá que analizar que situación resulta más cómoda y si es la primera entonces hasta podéis pensar en una ayuda extra. Entonces sí es importante comenzar con el proceso de selección de una persona de confianza para que cuide al bebé. […]

Deja una respuesta