El bebé sobreestimulado

Un niño sobreestimulado es un chico irritable, eléctrico e insatisfecho. Los padres muchas veces lo saben y dicen: Tiene mucha cuerda porque lo malcrían’. Esto, aunque no está bien expresado, tiene algo de razón.

Nosotros decimos que es un chiquito sobreestimulado, invadido. Y el invadir al otro, no dejándolo ser ni hacer es siempre mal recibido. Los padres tienen que considerar que parte de la estimulación que puedan darle a su hijo lleva implícito un ‘no hacer’ que siqnifica dejarlo crecer en libertad y seguir sus propios tiempos internos.

Es importante que la familia, la mamá, el papá, sean el estímulo básico del niño: que le alcancen objetos, que repitan el movimiento del balbuceo y que le enseñen las gracias. Pero también es necesario que hagan una especie de balance entre esto y la importancia de que el chiquito haga sus experiencias solo.

Que descubra cosas por azar, para luego repetirlas y adquirirlas como aprendizaje. Un chiquito que no está tranquilo, que no puede descargar ansiedad, energía o angustia es un bebé que llora mucho, que no duerme bien y que está muy tenso.

Escrito por | 30 de mayo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta