El calostro, vital para proteger el intestino del recién nacido

Más allá del fuerte intercambio emocional que se produce entre madre e hijo durante la lactancia, la leche materna es muy beneficiosa para la salud del bebé.

No sólo a la hora de crear una barrera contra virus y bacterias sino también si se trata de proteger el intestino del recién nacido. De acuerdo a un estudio realizado por científicos de la Universidad de Londres Queen Mary, el calostro, la sustancia producida por la madre durante los primeros días luego del parto, contiene altos niveles del inhibidor de la tripsina pancreática secretada (PSTI), un ingrediente favorable para el intestino vulnerable de los pequeños.

Como la mucosa intestinal del recién nacido nunca ha estado expuesta a alimentos o bebidas, es muy sensible a los daños y el PSTI ayuda a crear una capa protectora en el intestino estimulando a las células sanas para moverse hacia donde están las células dañadas. Por otra parte, el PSTI evita que las células intestinales se destruyan, reduciendo así las heridas intestinales en un 75%.

Si bien la leche materna contiene PSTI, el estudio comprobó que el calostro contiene 7 veces más de esta sustancia. Por otra parte, las leches artificiales carecen de este ingrediente.

STI que la leche materna especialmente vulnerable a cualquier daño, ya que, durante la gestación, nunca ha estado expuesta a alimentos o bebidas. El nuevo estudio pone una vez más de relieve la importancia de la leche materna y en concreto del calostro en esos primeros días de vida.

Vía: American Phsiological Society

Escrito por | 21 de febrero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta