El carácter de los niños de dos años

Para saber cómo tratar a un niño de dos años de edad, primero hay que comprender qué hay detrás de su terquedad y mal genio, signos inequívocos de que ya no es un bebé y de que su carácter se está formando.

Entre los 18 meses y los tres años, los niños atraviesan una etapa plagada de novedades. Se dan cuenta de que son individuos, con opiniones y deseos propios; para sorpresa de sus padres, empiezan a manifestar su voluntad y cada vez quieren tomar más decisiones. “Yo solo”, “Quiero”, “Yo puedo”, etc. son expresiones frecuentes en esta fase.

Es un período de mucha autoafirmación, en parte también porque tienen más posibilidades en todos los sentidos: hay un aumento de sus capacidades motrices, lingüísticas, entre otras. Eso los hace sentirse eufóricos y capaces de lograr todo lo que se proponen.

A nivel evolutivo, esta es la etapa del control de esfínteres que, a partir del año, pasa a ser el tema central de las conversaciones familiares. El niño percibe la importancia exagerada que se le da a esta cuestión y entiende que, para hacer felices a sus padres, debe renunciar a lo único propio que tiene: su caca. Por supuesto, todo esto tiene lugar en un plano simbólico. El niño quiere conservarla. Pero, al final, claro tiene que claudicar.

Escrito por | 10 de febrero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta