El cepillo de dientes de un niño

Mi hija Clara, de 7 años, tiene la costumbre de olvidarse el cepillo de dientes por cualquier sitio, sin cuidar demasiado la higiene del mismo. Me pregunto si un simple lavado antes de la limpieza cotidiana será suficiente para evitar riesgos de bacterias.

Los cepillos de dientes suelen llevar una vida muy aburrida: se utilizan una o dos veces al día y el resto del tiempo descansan ociosos en el cuarto de baño. Lo peor es que tardamos mucho en jubilarlos, lo que perjudica enormemente a su dueño. Los dentistas recomiendan renovar el cepillo cada dos o tres meses, antes de que se note el desgaste de las cerdas. En un cepillo despanzurrado y mal cuidado se pueden criar bacterias mucho más fácilmente, aparte de que las cerdas desgastadas no limpian bien a fondo.

— Procura utilizarlos de plástico y no de cerdas, secan más rápidamente.
— Limpia a conciencia los restos de dentífrico que quedan en el cepillo.
— Cuida de que el cepillo esté en lugar limpio con la cabeza hacia arriba.

Escrito por | 30 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Salud dental de niños especiales - Crece Bebe - 2 de febrero de 2011 | 20:01

    […] o a pilas) permitirá llegar mejor a zonas de difícil acceso. Para aquellos niños que pueden cepillarse solos, es posible modificar los mangos para un mejor agarre, con las sencillas sugerencias ofrecidas en […]

Deja una respuesta