El chupete o el pulgar

Chuparse el dedo es normal en el bebé porque esta actitud comienza mucho antes del nacimiento. Precisamente, los recién nacidos suelen llegar al mundo con el pulgar colorado de tanto succionárselo durante su vida uterina. De todos modos, cuando un bebé parece demasiado entusiasmado con su pulgar, es necesario determinar:

1) sí está bien alimentado

2) si mama lo suficiente (aproximadamente durante 15 minutos y controlando que los pechos queden bien vacíos)

3) si se alimenta a biberón, que la tetina no tenga agujeros demasiado grandes o demasiado pequeños. Succionar el pulgar es para el bebe, como maá tarde para el pequeño que trata de dormirse, una manera de aislarse.

Concretado el destete, dos de cada tres niños continúan chupándose el dedo cuando tienen 1, 2, 3 o 4 años. Lo hacen preferentemente a la hora de acostarse; también cuando se enojan, cuando no se los atiende, durante la dentición, cuando llega un hermanito, y tanto si sus padres son demasiado ansiosos como si son poco afectuosos. A veces, se trata de niños que han sido destetados demasiado pronto.

Escrito por | 3 de agosto de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Objeto transicional del bebé - Crece Bebe - 11 de octubre de 2010 | 19:43

    […] una nena de tres años que, desde que nació, ha usado el chupete continuamente: lo reclama a la hora de dormir y siempre que se encuentra aburrida. Pensé que al […]

  2. Chuparse el dedo - Crece Bebe - 31 de enero de 2011 | 5:51

    […] Chuparse el dedo es un hábito muy común en la infancia, se cree que ocurre en alrededor del 80 por ciento de los bebés y niños pequeños. Los padres por lo general lo notan en los tres primeros meses de vida de sus hijos, pero las ecografías han observado los bebés en el útero de 28 semanas de gestación, chupándose el pulgar . […]

Deja una respuesta