El comportamiento de los niños

Mi hijo es un pequeño príncipe… cuando está con otras personas. Es obediente, risueño, amigable. Ahora bien, cuando está conmigo se transforma en otro niño y se vuelve caprichoso, llora y reclama a todas horas del día.

¿Es normal que suceda semejante cambio de temperamento? La buena noticia es que sí, de hecho su comportamiento nos habla de que tú y tu hijo han establecido un fuerte lazo afectivo. La doctora norteamericana Tara Levy incluso afirma que “en realidad es un cumplido” pues “mientras más cómodo está un niño con su mamá o la persona que lo cuida la mayor parte del tiempo, peor se porta, porque confía en que puede contar contigo sin importar lo que haga”.

Los niños acostumbran a comportarse de la forma esperada cuando están con otras personas o en la guardería, en lugares donde no se sienten totalmente cómodos pero cuando regresan a sus hogares afloran sus frustraciones y sentimientos pues de alguna forma ellos saben que a pesar de todo el amor de sus padres es incondicional.

Entonces bien, si eres madre y tu hijo se vuelve caprichoso cuando está contigo sólo ten paciencia y conserva la calma, su comportamiento habla de la buena relación entre ustedes.

Escrito por | 27 de enero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Primeros años

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta