El desarrollo de la memoria en los bebés

Quien no ha mirado a su bebé con culpa en alguna ocasión: porque no hemos tenido la paciencia necesaria para mecerlo, porque ha llorado más de la cuenta y nos hemos enojado simplemente porque somos madres y siempre sentiremos culpa por algo…

Pero… ¿recordarán nuestros hijos esos pequeños sucesos de la vida cotidiana? ¿Vale la pena sentir semejante culpa? Lo cierto es que la memoria es un tesoro que los bebés desarrollan con el correr de los días. En un comienzo, sólo tienen una memoria de reconocimiento, que les permite reconocer algunas cuestiones cuando no están. Así es como un bebé muy pequeño puede reconocer la voz de la madre pues la ha escuchado en el útero.

Sin embargo, no hablamos de la memoria que desarrollará posteriormente, cuando está cerca de los 9 meses. Entonces sí habrá que ser cuidadosos pues hablamos de la memoria del recuerdo, aquélla que le permite identificar cosas y recordar que le gusta. También recordar cosas, personas o sucesos que ha visto.

La tercera etapa en el desarrollo de la memoria se da entre los 14 y 18 meses de edad. Entonces, hace su aparición la memoria consciente a largo plazo. Finalmente, hacia los 3 o 4 años de edad los niños comienzan a tener los recuerdos de vivencias que luego podrán recuperar a lo largo de los años.

Escrito por | 16 de junio de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Educar sin temores - Crece Bebe - 18 de noviembre de 2010 | 8:02

    […] cierta edad, alrededor de los 12 meses,  un niño no tiene la memoria de un adulto como para guardar en ella las normas e indicaciones que sus padres le dan. Por eso, […]

Deja una respuesta