El desarrollo físico del bebé de 9 meses

Los nueve meses del bebé marcan una etapa llena de desafíos, no sólo para los peques que cada día adquieren una mayor independencia sino también para sus padres que ahora más que nunca deberán seguir de cerca su evolución para evitar accidentes.

Esta etapa es tan divertida como riesgosa pues si bien es común que los bebés gateen e incluso se paren apoyados sobre mesas o sillones aún no lo hacen con demasiada firmeza y los golpes están a la orden del día.

La exploración es el gran sello de este período de crecimiento pues el mundo se vuelve una verdadera caja de sorpresas y así es como los bebés desean conocerlo todo, más aún cuando ya pueden hacerlo por sus propios medios, ya sea mediante el gateo, parados o reptando.

En algunos casos, la independencia se refleja también en el vínculo con sus padres. Muchos bebés manifiestan un mayor apego especialmente con la madre así como una mayor demanda, en especial cuando ella no está cerca. Sólo resta tener mucha paciencia para reforzar la seguridad del niño en esta nueva independencia adquirida.

¿Lo más divertido? El desarrollo del lenguaje y las señas.

Escrito por | 7 de enero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta