El diagnóstico prenatal

Bajo la expresión diagnóstico prenatal se agrupan todas aquellas acciones médicas que, llevadas a cabo durante el período de gestación, tienen por objeto la prevención, diagnóstico y tratamiento precoz de cualquier defecto congénito del bebé. Entendiendo por tal, según la definición adoptada por la Organización Mundial para la Salud, “toda anomalía del desarrollo morfológico, estructural, funcional o molecular, presente al nacer (aunque pueda manifestarse más tarde), externa o interna, familiar o esporádica, hereditaria o no, y única o múltiple”.

Las técnicas más específicas de diagnóstico prenatal están destinadas a todas aquellas pacientes que presenten un embarazo de alto riesgo de defectos congénitos o alteración en el desarrollo fetal.  Especialmente indicadas en los siguientes casos:

  • Edad materna igual o superior a 35 años en la fecha del parto, y paterna superior a 45 años.

  • Tener un hijo anterior con anomalías cromosómicas, ser portador/a de una anomalía cromosómica, madre con enfermedad ligada al cromosoma X.

  • Historia familiar de malformaciones, enfermedad sanguínea o alteraciones metabólicas congénitas.

  • Exposición a factores teratógenos en el embarazo (radiaciones, productos tóxicos, infecciones, etc)

  • Abortos de repetición, 3 o más veces.

  • Enfermedades maternas graves como por ejemplo diabetes; crecimiento fetal por debajo de lo normal; movilidad fetal disminuida o alteraciones ecográficas como escaso líquido amniótico, alteración del ritmo cardíaco fetal, arteria umbilical única, entre otras.

Escrito por | 18 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta