El enigma del llanto del bebé

El llanto es una de las primeras formas de comunicarse de los seres humanos. Para los bebés, las lágrimas también responden a la necesidad de liberar tensiones o de tener contacto con la madre.

Como la causa del llanto casi nunca es explícita, los padres prueban distintas alternativas y es común que recurran a darle un alimento para intentar calmarlo. Es probable que el bebé deje de llorar, lo que no significa que tuviera apetito, sino que encontró un “consuelo”. Sin embargo, si la mamá le ofrece el pecho en cuanto el niño llora fuera del horario de las comidas, además de tapar la causa real del llanto le puede provocar cólicos porque su sistema digestivo recibió un alimento que no necesitaba.

Los cólicos son muy comunes en los bebés de tres meses. No representan peligro alguno pero son motivo de preocupación de los padres porque ven al niño angustiado y sin dormir. Para aliviarlo puede hacerle algunos masajes, pero lo más importante es erradicar la costumbre de tapar las lágrimas con comida, porque es el camino más directo para criar un niño con sobrepeso y con dependencia afectiva a la comida.

Escrito por | 30 de septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta