El espíritu navideño


Cuando se tienen niños en casa, hay que aprovechar la situación. Sólo con ellos cerca podremos dar un sentido nuevo a todo los tópicos de la Navidad. Para ellos y para nosotros serán las mejores fiestas de nuestras vidas.

Uno de los mayores tesoros con los que podemos contar es el recuerdo ilusionado de nuestras Navidades infantiles. En estas fechas son los niños los protagonistas indiscutibles. Por eso los padres están obligados a hacer lo imposible por meterse de cabeza en la “feliz navidad”, algo que consiste en vivir intensamente todos los tópicos del momento: disfrazarse de Papá Noel, escribir juntos la carta a los Reyes Magos, poner el pesebre, adornar el árbol, colgar un calendario, preparar los villancicos.

Salidas en familia: La oferta es amplia (el cine, el circo, el zoo, el parque de diversiones, una función de teatro infantil, visitar un jardín botánico). Y para vivir de verdad el ambiente navideño, nada como un paseo por la ciudad para ver las calles iluminadas y algún árbol navideño gigante con su pesebre.

Escrito por | 29 de noviembre de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Navidad para los niños - Crece Bebe - 30 de noviembre de 2010 | 8:03

    […] parte importante de la Navidad. Y lo mejor es que los reciban en varias sesiones: en Nochebuena, en Año Nuevo, en Reyes… […]

  2. Jugar a decorar la casa - Crece Bebe - 1 de diciembre de 2010 | 17:11

    […] por los niños fuera, la Navidad sería palpable hasta en el último rincón del hogar. Nuestros hijos sienten unos deseos […]

Deja una respuesta