El exceso de azúcar en los niños

No está mal que un niño coma algunos caramelos, el problema aparece cuando come muchos. El consumo excesivo de azúcar provoca su almacenamiento en forma de grasa, algo que puede devenir en un aumento de peso en el niño.

Si bien la glucosa cumple un papel relevante en el organismo pues ayuda a producir energía hay que prestar atención a los excesos. Luego de cumplir un año, los niños deben consumir azúcar pues queman mucha energía debido a la gran actividad que realizan. Si ingesta es importante para ayudar en el metabolismo de niños en crecimiento.

Una dosis recomendada es de 3 cucharadas al día aunque esto dependerá de cada organismo y de la edad del niño. Cuando los niños piden un dulce no hay que negárselo sino controlar su consumo, darles una porción pequeña y ayudarlos a incorporar hábitos para que no coma caramelos o chocolates todo el tiempo. Es posible reemplazar el dulce de los caramelos ofreciéndole frutas dulces, como uvas o manzanas.

Por otra parte, no hay mejor ejemplo que los hábitos alimenticios que incorporan los padres y que transmiten a sus hijos. Recuerda que en un comienzo ellos no conocen el sabor dulce del azúcar por lo que no es necesario añadirla en la leche u otras infusiones.

Vía: ABC del bebé

Escrito por | 24 de septiembre de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta