El fútbol infantil y la competencia

La estructura interna del fútbol infantil considera la posibilidad de un régimen competitivo. La división en edades contempla una subdivisión por condiciones: hay niños que necesitan que se les enseñe todo, y otros sólo requieren un perfeccionamiento.

La escuela de fútbol no puede convertir a todos los pequeños en grandes jugadores, en eso es muy importante la constancia y la perseverancia para el progreso de cada uno de ellos.  La enseñanza genera adelantos tanto en el juego con la pelota como en la motricidad física de los chicos.

El tema de la competencia tiene sus riesgos. Ponerse una camiseta, enfrentarse a un equipo que no conoce, seguir las reglas del arbitro, e incluso soportar la presión de los padres y la hinchada puede resultar muy duro para algunos niños. Hay, por supuesto, quienes necesitan naturalmente la motivación de competir. Son los que, si no se les da competencia, producen una situación inversa: se achanchan, se aburren, no quieren jugar ni entrenar.

Escrito por | 26 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Juguetes, libros y juegos y Salud

Artículos relacionados

  • Los niños y el fútbol

    El fútbol es una de las grandes pasiones y los niños no están al margen de ella: la comparten desde muy pequeños. Para muchos no  basta...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta