El herpes vaginal y el bebé

El herpes genital es una infección producida por el virus HSVI o, en la mayoría de los casos, por el HSV II. Ambos agentes patógenos tienen la particularidad de que quedan latentes en el organismo y pueden causar recidivas en el futuro, ¿Qué sucede en el caso de que haya una infección durante el embarazo?

Antes del quinto mes. El virus no suele transmitirse al bebé a través de la sangre cuando no se trata de la primera infección. Ahora bien, cuando la mujer tiene la infección primaria durante la primera mitad del embarazo, el riesgo de aborto, según los distintos autores, llega hasta el 50 por ciento.

Cuando la infección se produce pasada la semana 26 de gestación, puede adelantarse el parto, Esto le sucede a un 10 por ciento de las futuras madres que tienen recidivas en este período del embarazo y a un 35 por ciento de las gestantes con una infección primaria.

En el parto.
Si la mujer sufriera una infección aguda o la agudización de una crónica en el momento de dar a luz y  se realizara una cesárea, el recién nacido podría contagiarse al entrar en contacto con las secreciones vaginales, Naturalmente, esto se trata de evitar practicando una cesárea antes de que hayan transcurrido cuatro horas desde que se rompió la bolsa amniótica o, preferiblemente antes de que se rompa la bolsa. Las consecuencias del contagio para el recién nacido pueden ser diversas, algunas graves.

Escrito por | 28 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Parto

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta