El lenguaje de bebé

Mamá y papá son expertos en esto de hacerse entender por su pequeño. Apelan a su cuerpo, se mueven, hacen muecas para transmitirle un mensaje, mientras él los sigue con ojitos curiosos y listo para recibir el mundo que le están traduciendo. Y como mamá se ha encargado de comentar “a ponerse los zapatitos ” cuando lo calzaba, ya no hay dudas para él si, al empezar a caminar, le piden que los traiga. Va a buscarlos sin vacilar.

Palabra más acción: dos amigas insuperables para el bebé.

Entiende, sí, a su manera, a su tiempo, con sus medios, pero su pequeño universo va ganando dimensión. A través de su diminuta experiencia se enriquece cada vez más, y se integra: un proceso que comenzó al primer día de su existencia.

Hablar con el pequeño es también hablar por él y a su alrededor. Nada es tan nocivo como el silencio de los que rodean. El signo es el pasaje obligado para llegar a la palabra, por eso es importante acompañar lo que le decimos al bebé con un gesto determinado. El comprende el signo y registra la palabra que utilizará más tarde.

Escrito por | 26 de enero de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Conflictos entre padres e hijos - Crece Bebe - 13 de febrero de 2010 | 8:31

    […] siempre los padres saben comunicarse con sus hijos más pequeños. Estos tienen un mundo al que debe accederse con […]

Deja una respuesta