El lugar de la casa para los niños

Cuando se trata de escoger el lugar de la casa que se destinará a los hijos, se debe buscar un equilibrio entre las exigencias de la personalidad individual del recién nacido y las de la vida familiar cotidiana.

En la práctica, no obstante, la elección la impone casi siempre la distribución del alojamiento. El espacio reservado a los niños se ubicará en la llamada “zona de noche”, más o menos netamente separada de la “zona de día”, y estará localizado cerca de los servicios higiénicos. Y esto a pesar de que las habitaciones de los hijos no sean cuartos de dormir, sino cuartos de juego, de estudio, de estar, porque ahí es donde pasan la mayor parte del tiempo.

De ahí que sea un espacio organizado en función del niño que lo ocupa, en el que dispone de todos ios objetos útiles o significativos para desarrollar serenamente sus actividades individuales y también “sociales”. Es, de hecho, una casa dentro de la casa.

En las casas unifamiliares o en los alojamientos de grandes dimensiones, se pueden aplicar esquemas más libres. En este caso, se destinan también a los niños los espacios contiguos a los cuartos de dormir, para los juegos o las actividades en común, en estrecho contacto igualmente con la zona del piso con luz natural, o con salida directa a la sala de estar. El uso de puertas correderas favorece esta distribución por “zonas”.

No ocurre así en los apartamentos de las grandes ciudades, donde el espacio es casi siempre reducido y la habitación del niño ya está fijada según un esquema rígido de distribución. A veces, para obtener resultados satisfactorios, es necesario, incluso, proceder a ciertas modificaciones (demolición de tabiques u obras semejantes). Se puede, por ejemplo, intentar una comunicación más directa con la habitación de los hijos sin recorrer el pasillo y “abrir” dos puertas: bastará con suprimir un tabique para obtener una total integración, no sólo con la zona de descanso de los padres y la habitación de los niños, sino también entre ambas zonas y el resto de la casa. De esta forma se saca el mayor provecho del espacio, y si se necesita intimidad y aislamiento se puede obtener una perfecta separación por medio de puertas correderas de cierre hermético.

Escrito por | 12 de septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Muebles y decoración

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta