El mejor ambiente para que duerman los niños

El mejorar el ambiente para inducir el sueño no se contradice con el hecho de que la cuota individual de sueño  es una  característica de cada niño en particular; solamente se trata de crear las condiciones propicias para que, si el niño así lo necesita, se duerma. Esto se puede hacer de muchas maneras, pero fundamentalmente realizando una adecuada decoración del cuarto infantil, eligiendo muebles, colores y motivos que recreen una atmósfera alegre pero tranquila.

Más de un padre se sorprenderá al saber que un cuarto brillantemente coloreado ayuda a los niños a sentirse mucho más confortables y relajados que un ambiente oscuro y silencioso que, por el contrario, ejerce un efecto contraproducente para el descanso de los niños. Recuerde que los ruidos casi nunca son un impedimento: es sabido que la mayoría de los niños entre 5 y 6 años pueden (y suelen) quedarse dormidos con la luz prendida o la radio a todo volumen.

El sueño en los niños se desencadena casi abruptamente, algo así como si tuviesen un verdadero interruptor que se acciona cuando debe hacerlo, ni antes ni después, sin importar lugar o situación. Por ese motivo, también es bueno que los padres tengan aprendidas las características de este cortacorrientes del sueño de sus hijos, para tratar que sus actividades no vayan demasiado a contramano de la necesidad de sueño infantil.

En palabras más sencillas: no pretenda que su hijo se mantenga despierto en medio de una reunión, por más divertida y ruidosa que ésta sea, si tiene lugar en el horario en que usualmente él se queda dormido. Digamos más bien que si se queda despierto, será una excepción.

Escrito por | 6 de mayo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta