El miedo de los niños

El miedo, esa sensación desagradable que experimentamos hacia una situación o un objeto, es algo que todos conocemos y sentimos a lo largo de la vida. Es normal y sano, puesto que se trata de un mecanismo necesario para nuestra supervivencia. Una de las diferencias más significativas entre un adulto y un niño de dos años que siente temor durante la noche es que el pequeño todavía no tiene la madurez cognitiva suficiente para razonar qué pasa en realidad (es incapaz de pensar que la sombra que tiene a su lado es su propio osito de peluche o que el estrépito proviene del camión de la basura).

Los miedos nocturnos de los niños son normales, se consideran parte de una evolución sana. Marcan un avance importante en ellos: desde el punto de vista cognitivo, empiezan a darse cuenta de que el mundo puede ser de otra manera.

Un hecho relevante es que a esta edad son más indefensos emocionalmente. Manifiestan las primeras conductas de despegue hacia la independencia. Por una parte, quieren y necesitan sentirse cada vez más autónomos; pero, por otra requieren el apoyo de sus padres, ya que tienen que enfrentarse solos a nuevas experiencias. La sensación de inseguridad los acompaña y, cuando se quedan sin sus padres en la habitación, a oscuras, ese miedo puede acrecentarse.

Además del componente psicológico, los miedos nocturnos también tienen signos fisiológicos: transpiración, pulso rápido, respiración acelerada, movimientos rápidos de ojos…No debemos preocuparnos ante este comportamiento característico, que comienza a manifestarse alrededor de los dos años. Hasta aquí el proceso es normal y sano. Lo más importante y lo que debe vigilarse es que la actuación de los padres en las situaciones en que sus hijos demuestran sus miedos sea adecuada, con el objetivo de ayudarlos a superarlos y no acentuarlos o fijarlos en la conducta.

Escrito por | 1 de julio de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros años

Artículos relacionados

  • Causantes de los miedos infantiles

    Debe evitarse fomentar el miedo durante el día, sobre todo si el niño se impresiona con facilidad. Desterremos las frases y amenazas con...

  • Cómo evitar el miedo de los niños

    Hay que diferenciar las llamadas de ayuda cuando el niño está atemorizado de los requerimientos para que le hagamos compañía. Ante las...

  • Los padres ante el miedo de sus hijos

    El recurso que los pequeños utilizan es llamar a sus padres, que son su apoyo y defensa. ¿Cómo debemos actuar? Los profesionales aclaran...

  • Sueños peligrosos de los niños

    Evite sueños peligrosos de sus hijos Alrededor de los 6 años, los niños suelen tomar conciencia acerca de una serie de conceptos, tales...

  • Soñar con monstruos

    Lo que sueñan los niños entre tres y seis años está estrechamente relacionado con sus vivencias diurnas. Todo vuelve a desfilar por la...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta