El neonatólogo

Algunos recién nacidos, principalmente aquellos que nacen prematuros o que han tenido alguna dificultad en el trabajo de parto, pueden necesitar la internación en una unidad de cuidados intensivos neonatal. Allí, los avances científicos, unidos a la pericia médica y a la calidez y el afecto del personal, favorecen su pronta recuperación.

Cuando el recién nacido no es capaz de enfrentarse a la vida por sí solo, las unidades médicas de neonatología se encargan de ayudarlo. Los neonatólogos empiezan a trabajar desde antes del nacimiento. Son los médicos que tienen una estrecha relación con los obstetras.

En muchos casos, participan en las decisiones del cuidado del bebé desde antes de que nazca, como por ejemplo en los embarazos de mamas con diabetes o que desarrollan hipertensión, y en aquellos en los que existe una incompatibilidad de los grupos de sangre. También se ocupan de aquellos casos que por distintas razones presenten alguna anormalidad en el crecimiento o en el desarrollo del bebé intrautero.

En muchas de esas situaciones, el neonatólogo y el obstetra tiene que tomar decisiones en cuanto al tratamiento que se administra, y al momento de interrumpir el embarazo para evitar problemas mayores en el bebé, o riesgos importantes en la madre.

El segundo momento en el que el neonatólogo tiene una participación importante es en el del nacimiento. Si bien es cierto que la gran mayoría de los recién nacidos de término nacen sin necesidad de una atención médica inmediata, llorando, respirando y demostrando ser niños totalmente sanos, existe un pequeño grupo de niños que puede requerir algún tipo de ayuda.

Escrito por | 25 de junio de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. El neonatólogo y el parto - Crece Bebe - 28 de junio de 2010 | 18:54

    […] ocurrir en este momento, parece más importante recalcar que también en el nacimiento normal el neonatólogo puede colaborar estimulando la relación del bebé con los padres, permitiéndole a la madre tener […]

Deja una respuesta