El nido adecuado para la gestación

El camino siguiente del óvulo fecundado es conseguir el nido adecuado (útero) y un sostén suficiente (hormonas) para continuar el desarrollo. Si existen alteraciones de la estructura y/o forma del útero, es posible que el embarazo vea amenazada su continuidad, pero últimamente se ha cuestionado esta aseveración, dado el gran número de mujeres que llegan con sus embarazos a término, a pesar de alguna malformación uterina. De cualquier forma, la cirugía ha demostrado su utilidad en el tratamiento de estos problemas anatómicos.

Para que el huevo anide en la mucosa del útero, es necesario que ésta sea receptiva a tal fin. La progesterona es la hormona encargada de esta importantísima función, de manera que su déficit hará peligrar la estabilidad del embarazo. Dicha hormona se origina en el cuerpo amarillo del ovario, en el mismo sitio donde se produjo la ovulación y este cuerpo amarillo es vital, por lo menos hasta la octava semana, de gestación, en la que la placenta comienza a tener el control hormonal del embarazo. Es posible prever su déficit y actuar en consecuencia, preventivamente, con buenos resultados.

Como si los peligros fueran pocos, aún queda por considerar la compatibilidad genética entre la madre y el bebé. No debe olvidarse que éste es fruto de dos personas y que éstas son incompatibles genéticamente entre sí. El hecho del porqué el útero no rechaza al huevo, el que actúa como injerto, constituye aún un secreto sin dilucidar.

Se ha atribuido a unas bacterias muy pequeñas (Clamydias y mycoplasmas), un papel causal en los abortos pero no se ha podido demostrar su real magnitud, de manera que el tratamiento se realiza de manera preventiva. Puede concluirse que las enfermedades infecciosas constituyen causa infrecuente de abortos espontáneos y menos aún de abortos repetidos, excepto la sífilis y, quizás, la toxoplasmosis.

También el factor emocional o psicológico es muy importante para el éxito de un embarazo. Si bien es difícil establecer una relación causal directa entre la patología psicológica y los abortos, las evidencias clínicas y el excelente resultado de las psicoterapias en muchos casos permiten sostener un vínculo entre ambos.

Escrito por | 11 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Concepción y Embarazo

Artículos relacionados

  • Embarazo sin penetración

    La respuesta sexual humana implica un exquisito repertorio de mecanismos que cada uno (hombre y mujer) desarrolla en forma diferente según el...

  • ¿Por qué debe interrumpirse una gestación?

    Para que se obtenga un bebé vivo y sano al final de todo el proceso gestacional, se requiere una serie de hechos favorables que se den...

  • El embarazo no soluciona problemas

    A veces, algunas mujeres buscan el embarazo como salida de situaciones psico-emocionales conflictivas. Problemas de pareja, soledad, depresión,...

  • Los primeros meses de gestación

    Cuando una mujer queda embarazada los cambios hormonales que se dan en su cuerpo llevan a que se puedan identificar diferentes situaciones que le...

  • Vacunas durante el embarazo

    Las vacunas protegen al organismo de las infecciones. La persona que se ha inmunizado o vacunado contra una enfermedad desarrolla unas defensas...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta