El niño con mucha panza

Algunos niños  de entre uno y cuatro años tienen la barriga muy prominente. La mayoría de las veces no reviste importancia y desaparece cuando dan un estirón. En ocasiones, el vientre abultado se debe a  los gases y a la debilidad de los músculos abdominales, algo muy habitual a estas edades.

Pero también puede deberse a una falta de proteínas o a una enfermedad hepática, cardíaca o circulatoria que provoca un exceso de líquidos. Por último, una pancita saliente puede ser síntoma de raquitismo. Para averiguar lo que le pasa al bebé si tiene la panza muy prominente, y descartar cualquier trastorno, conviene que el pediatra palpe su abdomen y le realice un reconocimiento general.

Escrito por | 13 de noviembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros años

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta