El niño de 1 año a la hora de comer

La hora de la comida tampoco se salva del caos con un niño de un año. Al principio quieren comer solos, pero se dejan ayudar porque se cansan. Más tarde, la cosa se complica, porque ya no aceptan la ayuda. Están, además, en una fase de manipulación que hay que respetar. Manejan la cuchara, pero eso no quiere decir que lo hagan sin mancharse, sino todo lo contrario. Sienten pasión por embadurnar, desparramar, escupir y arrojar. Como mi sobrino que acostumbra a ponerse el plato por sombrero, una diversión bastante propia de la edad: si ya no se quiere más, la comida sobre la cabeza se siente fenomenal. Sobre todo a la hora de cenar, recién bañado

No lo hacen porque sean malos ni por llevarnos la contra; es un afán de saber similar al de los científicos. Por eso tienen que tocar y comprobarlo todo una y mil veces. Para estos momentos es imprescindible acondicionar la mesa y alrededores de forma que se puedan limpiar fácilmente; si hay moquette, poner un plástico debajo del asiento del niño y colocar la sillita lejos de la pared y de cualquier lugar donde alcancen.

Y recordar que las broncas, rezongos y prohibiciones pueden quitarle las ganas de comer y un niño sin apetito es más preocupante que uno sucio pero contento. No se fracasa porque a esa edad no se consiga que aprendan lo que se les enseña. Llegará un día en que entenderán.

Escrito por | 6 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros años

Artículos relacionados

  • Educando a un niño de un año

    El niño aceptará mejor la lección si el padre no se irrita. La retirada rápida y firme es el método más convincente para persuadir a estos...

  • El niño de 1 año

    Ya no es el bebé que se quedaba quietito allí donde lo dejábamos. Tras el primer cumpleaños viene su independencia y, con ella, la etapa...

  • El carácter del bebé

    Todas las mamas notan desde los primeros días, muchas incluso desde el embarazo, ciertos rasgos claros en el carácter de su bebé. La...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta