El recien nacido necesita atención

En primer lugar, el bebé necesita de atención constante durante las 24 horas del día. Cuando el pequeño duerme plácidamente en su cuna, la abnegada madre continúa ocupada. Tiene que limpiarse los pechos y prepararlos para la nueva toma.

Si lo alimenta artificialmente, deberá tener la próxima tetina y la mamadera desinfectadas y listas. Si a esto se suma la obligación de organizar la casa y las comidas de los demás miembros de la familia, es fácil suponer que llegue un momento en que la angustia la domine. Porque ¿quién puede mantener este ritmo de vida? Sólo una madre, naturalmente.

El cuerpo de la mujer experimenta nuevas transformaciones. El nivel de producción hormonal es bajo y la ansiedad y el estrés tampoco son buenos aliados. A esto hay que añadir un nuevo reto: mirarse en el espejo y comprobar que, aunque el niño ya no está adentro, la panza sigue prácticamente igual de gorda y bastante más fofa. Por lo general, nos sentimos poco deseables y, debido al mínimo tiempo que podemos destinar a nosotras mismas, feas y descuidadas.

Escrito por | 14 de febrero de 2010 con 3 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. MÓVIL OSITOS MIMOSOS - Crece Bebe - 19 de febrero de 2010 | 8:02

    […] móviles infantiles pueden ser utilizados desde el nacimiento del bebé y, a pesar de lo que se piensa, no sólo son un artículo de decoración de la cuna ya que posee […]

  2. El embarazo no soluciona problemas - Crece Bebe - 20 de febrero de 2010 | 8:00

    […] veces, algunas mujeres buscan el embarazo como salida de situaciones psico-emocionales conflictivas. Problemas de pareja, soledad, […]

  3. El contacto con la piel de la madre - Crece Bebe - 24 de febrero de 2010 | 8:30

    […] contacto de la piel de la madre con la boca y la nariz del recién nacido también fue causa de discusión. ¿Podría infectarse? Se demostró que el niño nace con la boca […]

Deja una respuesta