El sueño y el comportamiento de los niños II

En el post anterior deciamos que para experimentar la acción reparadora del sueño profundo, el cerebro de un niño necesita saber que es hora de dormir. Y su cuerpo debe estar lo suficientemente calmado para poder descansar tranquilo. Esto se logra si los padres logran comprender los 3 factores clave: la tensión, el tiempo y el temperamento, y cómo cada uno se relaciona con el sueño. O las 3 T del buen dormir.

Tensión – Su niño tiene que sentirse tranquilo y seguro. Muchos niños no pueden dormir debido a que sus cuerpos están en un estado de máxima alerta a la hora de acostarse. Ya sea porque se han saltado la siesta, ha habido un imprevisto, un cambio en la rutina, o se a visto afectado por la tensión familiar – todas estas cosas pueden poner a un niño en alerta. Cuando esto sucede, hay que tomar medidas adicionales para volverlo a la calma a lo largo del día.
De hecho, una buena noche de sueño comienza en la mañana. Haz que el día del niño comience en una atmósfera tranquila, con un sentido de calma y disfrutando de vuestra relación amorosa. Dale los buenos días cariñosamente cuando despierte y deja que tome su tiempo para un desayuno familiar sin prisas. Estas interacciones frenan los latidos del corazón y el pulso y esto sirve para amortiguar las tensiones del día por venir.

Tiempo (el reloj) – El reloj corporal del niño es el centro de control para el ciclo de sueño/vigilia . Le dice a su cuerpo que debe estar despierto durante el día y dormir por la noche. Tu niño puede necesitar ayuda sobre cómo configurar su reloj corporal. Señales tales como, las rutinas antes de acostarse, la iluminación y mantener un horario regular para dormir y despertar todos los días son cosas que los padres pueden hacer para ayudar a un niño a desarrollar un saludable ciclo de sueño/vigilia .

Pero antes de crear rutinas para su hijo, considere la posibilidad de haber sido tu quien ha hecho algo para alterar su ciclo de sueño/vigilia, en primer lugar. Las decisiones que tomes a lo largo del día pueden confundir inocentemente el cuerpo de su hijo. Si alguna vez ha tomado una bebida con cafeína después del almuerzo, y se le permitió saltar la siesta, si le has permitido quedarse hasta tarde como una recompensa o haya participado de un juego de acción justo antes de ir a la cama, es posible hayas inocentemente interrumpido su reloj corporal.

El otro factor importante era el temperamento del niño, es decir cada niño es diferente por lo tanto deben manejarse técnicas distintas para tener éxito a la hora de ayudarlo a conciliar el sueño, podemos hacer una clasificación en cinco tipos de temperamento diferentes que especificaremos en el siguiente post.

Ver más:

Hora de dormir

Bebes que duermen con sus padres

Remedios caseros: flores de Bach

Vía / Parenthood.com

Escrito por | 8 de mayo de 2009 con 3 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre General y Niños y Padres y Primeros años

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Entendiendo la conexión entre el sueño y el comportamiento en los niños - Crece Bebe - 8 de mayo de 2009 | 17:24

    […] El sueño y el comportamiento de los niños II […]

  2. El sueño y el comportamiento de los niños III - Crece Bebe - 8 de mayo de 2009 | 19:59

    […] en primer lugar como las tensiones diurnas inciden y como es importante educar el reloj biológico que todos llevamos dentro desde los primeros meses. Pero lo fundamental es tener en cuenta que cada […]

  3. Educación infantil | Consejos sobre como evitar decir “no” a nuestros hijos pequeños II - Crece Bebe - 8 de junio de 2009 | 19:16

    […] El sueño y el comportamiento de los niños II […]

Deja una respuesta