El uso de los pañales

Aunque la variedad de pañales en el mercado cada vez es mayor y las especificaciones permiten elegir un pañal para cada bebé, según su edad y conformación física, hay que estar atentos de todas formas en cuanto a su adaptación a los mismos.

Al ponerles los pañales descartables al bebé hay que prestar especial atención a la abertura de las piernas para que no le opriman el muslo, además de no apretar demasiado el cierre de la cintura, ya que esto podría favorecer la aparición de lesiones en la piel.

En ocasiones, el plástico puede dar lugar a rozaduras e irritaciones, por eso es aconsejable que los pañales no tengan perfumes. Si se observa alguna alteración, hay que quitárselo inmediatamente y volver a los de algodón durante unos días.

Los pañales tienen que cambiarse con bastante frecuencia. Cuando el niño es muy pequeño es imprescindible hacerlo después de cada toma y, más adelante, cada tres o cuatro horas. Tampoco se deben utilizar durante el día los llamados “de noche” (más absorbentes) para ahorrar, porque no es nada aconsejable que el niño permanezca mucho tiempo en contacto con la humedad y, además, al ser más gruesos, dificultan los movimientos del bebé. Es recomendable cambiar de marca cada tanto para que poder verificar cuál es el más conveniente.

Escrito por | 10 de agosto de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. El cambio de pañales - Crece Bebe - 9 de octubre de 2010 | 16:31

    […] el pañal es más fácil de lo que parece y el hecho de que su bebé utiliza más de cinco pañales cada día significa que a la larga va a resultar algo completamente natural de hacer. Nunca se sabe, incluso […]

Deja una respuesta