Eliminar los mocos

La vida de los padres sería mucho más fácil si los niños supieran soplar para así eliminar los mocos. El invierno es fatal para los niños, que sufren infecciones cuando los mocos llegan a los oídos o bien toses molestas y pechos cargados.

Pero la naturaleza se ha empeñado en que las familias con bebés y niños pequeños no duerman durante las noches de invierno y por eso hay que buscar las mejores alternativas para eliminar los mocos. Los aspiradores nasales suelen ser la primera opción, es decir esas peritas de goma que se aprietan para así succionar los mocos de la nariz del bebé.

Su efectividad es relativa pues sólo eliminan los mocos superficiales pero no los que están más adentro. También es posible optar por las nebulizaciones y los baños de vapor, que suelen dar mejores resultados. Otra alternativa son los sprays nasales que aflojan los mocos con rapidez.

En el caso de usar aspiradores nasales, puedes ablandar primero los mocos con solución fisiológica (de 1 a 3 gotas por fosa nasal) para luego aplicar el aspirador recostando al bebé sobre la falda con la cabeza elevada. Recuerda que el bebé debe estar tranquila así es que háblale mientras le aplicas el aspirador en sus fosas nasales.

En cuanto a la solución fisiológica, lo mejor es usarla no más de cuatro días para no secar las mucosas nasales.

Escrito por | 31 de octubre de 2014 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta